Aunque mucha gente aún no lo sabe, la marca alemana Porsche diseña y fabrica anteojos y también relojes, entre otros productos.

Justamente en rubro de la relojería, les presentamos una de sus más recientes creaciones: El reloj 1919 Datetimer Eternity, que pasa a formar parte de la colección que nació en Porsche Design Timepieces AG, la filial suiza que se dedica a desarrollar estas refinadas máquinas del tiempo.

Aprovechando su larga tradición en el diseño de automóviles, el fabricante hizo el reloj 1919 Eternity, inspirado en un clásico y elegante modelo de la marca, el Porsche 356. Y para hacerlo más atractivo, componentes del diseño Bauhaus, la clásica escuela nacida en ese país europeo.porsche-1919-datetimer-eternity

Al contemplar este reloj, sus componentes evidencian claramente su inspiración en un modelo ícono de Porsche que recorrió el mundo entre los años 40 y 60.

El uso de un noble, resistente y elegante material como el titanio en la estructura de su caja (42 mm. de diámetro) evoca la carrocería en tono plata que lució el clásico modelo 356 de Porsche.

La correa se confeccionó con cuero legítimo de cocodrilo, lo que le imprime el estilo sobrio y refinado. Una referencia doble al legendario vehículo alemán, el que además de tener un tapiz de cuero contaba con correas del mismo material en su capó, como un elemento estético y funcional que permitía cerrarlo como las clásicas maletas de antaño. porschedesign919eternity0

Las manecillas del reloj fueron tratadas con superluminova, un material luminiscente que bien podría ser un diseño figurativo de las luces de los faroles del Porsche 356.

En resumen, este reloj 1919 Eternity, como su mismo nombre lo señala, es una máquina del tiempo que eterniza un automóvil ícono del fabricante tudesco y a su vez transforma al propio reloj en una pieza de colección, tal cual como ya lo es el Porsche 356.

Vean el video promocional y oficial del 1919 Datetimer Eternity: