La creatividad de los suizos en el diseño y la manufactura de relojes no tiene límites. Un ejemplo más de esto es el Dream Watch DW5, de la firma De Bethune, una joya en el más amplio significado de la palabra. Es cosa de verlo en sus detalles.

DeBethune_DW5

Rubí corte cabuchón, algo que hace su precio tan elevado.

Lo primero que atrae la atención del DW5 es su caja, absolutamente fuera de lo convencional por su diseño figurativo que asemeja una nave espacial. Al parecer, los diseñadores de esta vanguardista máquina del tiempo crecieron viendo Stark Trek ya que el reloj es idéntico a la insignia estampada en el uniforme del Capitán Kirk.

En la relojería de alta gama, la sofisticada maquinaria y finas terminaciones son un sello. Y el DW5 es parte de este selecto nicho.

Prueba de lo anterior es la corona que ostenta un rubí corte cabuchónEn comunión con la forma de la caja, se transforma en la punta del cohete: un lujo de los creadores de esta pieza de relojería que evoca motivos siderales.

Para asirlo a la muñeca, la forma más elegante es una correa forrada en cuero negro. El DW5 hace gala de una con piel de cocodrilo, que contrasta a la perfección con la caja de titanio y el rojo intenso del rubí que en la corona.

Al ser de líneas puras y minimalistas, como una pieza de joyería, se privilegió su apariencia. En parte por esto, sólo cuenta con 2 funciones básicas: horas y minutos. Y para seguir evocando el espacio y su alta gama, también entrega información sobre las fases de la luna.

Como otros relojes de su tipo, su funcionamiento es mécanico y de alto calibre (DB2144). Su capacidad de reserva de marcha permite que sus manecillas funcionen hasta por 5 días, sin uso. Además, su cristal es de zafiro, lo que impide que se raye fácilmente.

DW 5 Rear

En la tapa firman los diseñadores grabada junto al modelo del reloj.

Un último detalle, que es sinónimo de todo objeto exclusivo, es que está firmado por el diseñador. En este caso, en la parte posterior se encuentran inscritas las rúbricas de ambos profesionales responsables de su diseño: David Zanetta and Denis Flageollet.

Sólo unos pocos podrán lucirlo. No solo por su diseño osado, sino también porque se fabrican a pedido para quienes puedan pagar los 123.000 euros que cuesta, algo así como  $ 92.250.000 CLP.

Indudablemente, el Dream Watch DW5 no calza en el mundo de la relojería ecléctica. Sin embargo, en cuanto a tecnología y maquinaria no se aparta un milímetro de la tradición y estándares vigentes en la industria. Y es un hecho que la atención la concita su diseño de vanguardia, como si se tratara de una obra de arte.

Conoce algunos relojes De Bethune con la descripción más relevante de cada uno: