El reloj de bolsillo data del siglo XV y aunque cayó en desuso con la aparición de los relojes de pulsera, siguen vigentes porque simbolizan la relojería tradicional y son apreciados por las generaciones mayores que valoran la elegancia y distinción de su clásico diseño.

Sin embargo, el estilo vintage es una tendencia cada vez más presente entre la gente joven y es precisamente a ellos apunta el Tissot Lepine, una reinterpretación del reloj de bolsillo que combina lo clásico y lo moderno en su diseño y que pasa a formar parte de la actual Colección Lepine de la marca suiza.

Este Tissot fue presentado en el reciente salón de relojería Bassel World 2018 y mostró una perfecta adaptación a las necesidades y las modas de las nuevas generaciones. En este sentido, se creo un reloj pensando en la juventud con un tamaño para deslizarse fácilmente en el bolsillo de un jeans, pantalón que también se impuso en el vestir moderno.

Para obtener el estilo contemporáneo se reemplazó la clásica leotina que sirve para sujetarlo por una cadena de cuero trenzado con lo que adquiere un toque más urbano, sin dejar de ser elegante. Además cuenta con una caja compacta y relativamente fina de aluminio con una amplia gama de colores para escoger el que mejor combine con los gustos del usuario.

Otra característica del Tissot Lepine, exclusiva de esta marca, es el indicador de fin de vida útil de la pila que se advierte cuando el segundero comienza a saltar a intervalos de 4 segundos. Además su movimiento es mediante una pieza de cuarzo, su cristal es mineral y su resistencia al agua alcanza los 3 ATM con lo cual se puede sumergir hasta 30 mts de profundidad.