Rafael Nadal busca este 2015 su décima corona en la arcilla de Roland Garros. Comenzó bien, derrotando al joven Quentin Halys con un triple 6/3. Su juego fue sólido, sin complicaciones, pero con un elemento llamativo en su muñeca derecha, un reloj de 800 mil dólares.

Sí, leíste bien. No hay ningún cero extra, ningún error de tipeo.

Se trata de un Richard Mille Tourbillon RM 27-02, una joya mecánica que celebra los cinco años de relación entre la casa relojera y el tenista español, quien es uno de su embajadores.

No es común que los tenistas utilicen relojes durante los torneos, porque generalmente es un peso extra. Sin embargo, en este caso no es un problema: el Richard Mille Tourbillon RM 27-02 solo añade 18 gramos de carga. Algo ridículamente liviano. Casi como si fuera una pluma.

Parte del logro es uso de materiales como carbono y cientos de capas compuestas por filamentos de cuarzo. También posee titanio y una estructura única basada en componentes aeroespaciales y autos de competición de Fórmula 1 que, además, le permite soportar fuerzas gravitacionales de hasta 5.000 G.

richard mille rafa nadal 2

Si los 800.000 dólares que cuesta el reloj lo hacen un objeto único, también vale mencionar que se hicieron apenas 50 ejemplares.