Hace dos años, el austriaco Felix Baumgartner rompió una nueva frontera para la especie humana, al convertirse en el primer hombre en lanzarse en caída libre desde la estratosfera, el límite que une la Tierra con el espacio.

Como una forma de rendir tributo a la hazaña, la casa de alta relojería suiza Zenith decidió crear una pieza en honor del salto, bajo su línea Christophe Colomb. ¿El resultado? Sensacional. El impacto a la vista es inmediato. El reloj representa, con bella artesanía, el salto de Baumgartner dentro de una esfera de 45 mm. de diámetro en que se distingue el firmamento en aventurina y el planeta bajo un llamativo azul turquesa.

Zenith Baumgartner

Esta máquina del tiempo manual tiene 308 componentes y posee reloj, control de gravedad, un secundero y un indicador de energía de reserva. Todo cubierto por un cristal de zafiro transparente. ¿Su resistencia al agua? 3 ATM. En tanto, la pulsera está hecha con cuero de cocodrilo color negro. No olvidar el detalle inscrito: 38.969 metros, la altura del salto de Baumgartner.

Lindo juguete, pero hecho casi absolutamente para la admiración de pobres mortales. Zenith solo produjo una edición limitada de apenas 10 ejemplares. Uno de ellos, seguramente, para el propio Felix Baumgartner.