Un clásico es un clásico. Y como tal, hay que respetarlo. Pero cuando además es uno de esos íconos inmortales, que traspasan generaciones, hay más razones para entregarle atención, admiración y respeto.

Brooks Brothers es uno de esos clásicos. Tiene un mérito que no puede exhibir cualquiera: desde 1818 viene entregando estilo a personas como tu y como yo con sus colecciones de ropa y accesorios. Ha vestido desde jefes de estado hasta personas que jamás osarían presentarse a una elección.

Sin embargo, una de las características de la marca es su capacidad de unir con estilo a tres generaciones. Tu abuelo, tu papá y tu pueden vestir cualquiera de las prendas y accesorios de Brooks Brothers. Y lo mejor: los tres pueden lucirse en una fiesta familiar con un look acorde a la edad de cada uno que no deja de lado la modernidad y cierto grado de osadía.

Un gran ejemplo son los embajadores de la marca. Cada uno orgulloso de la experiencia que ha alcanzado en ese momento de su vida, comparten un gusto en común: vestuario masculino para cualquier ocasión, desde un cumpleaños hasta un paseo por el parque.

¿Necesitas pruebas? Pon atención a esta galería con los embajadores chilenos de Brooks Brothers: Federico Sánchez (arquitecto y conductor de radio y televisión), Hugo Grisanti (diseñador y arquitecto) y Martín de Mussy (conductor de radio).