Para tu papá y tu abuelo, comprar jeans era una tarea fácil. Las opciones eran azules o negros y en cuanto a calce te quedaban o no. Simplecito. Sin embargo, hoy la variedad en el mercado de jeans puede tan agobiante que se convierte en una razón más para nunca acercarte a una tienda de ropa.

Skinny, slim, straight, bootcut… Las categorías se multiplican y aquí queremos darte una mano, indicando qué significa cada una de esas categorías y qué tipo de jeans es el más apropiado a tu cuerpo.

jeans-428613_1280

  • SKINNY

Los clásicos pitillos. Tienen tiro bajo (el cierre no llega a las rodillas), muslo y pierna delgada. Se ven mejor en tipos con poca carne en sus extremidades inferiores. Excelente si eres miembro de una banda punk. Los libros del buen vestir, eso sí, recomiendan hacerles el quite.

  • SLIM

Son jeans ajustados a la cintura, con tiro generalmente bajo-medio. Ideales para situaciones un poco más formales y elegantes. Esenciales.

  • STRAIGHT

Estos pantalones son rectos en las caderas, muslos y piernas. Las piernas respiran un poco más y sienten menos la tela que en un par de jeans slim.

  • REGULAR (CLASSIC)

Tradicionales, de esos que ocupaban tus abuelos y tu papá. Cortados a la cintura, tienen muslo y pierna rectos. Funciona en casi todos los tipos de cuerpos. Si están un poco largos se pueden arremangar, dándoles un toque extra de estilo.

fashion-1283944_1280

  • RELAXED

Poseen tiro alto, son más anchos en los muslos y las piernas. Para tipos de contextura media y más gruesos.

  • LOOSE

Son los jeans más espaciosos de todos. De cintura baja y un poco bolsudos en el área del trasero y los muslos. El riesgo es parecer un rapero de los 90.

  • BOOTCUT

Su principal característica es que son anchos en la zona inferior para acomodar bien tus botas.

man-893213_1280