Cuando uno piensa en Roger Federer es difícil vincularlo a la idea de “icono fashion”. Claro, su tenis sepulta banalidades. Sin embargo, el suizo le tiene cariño al clóset y sabe poner estilo dentro y  fuera de la cancha.

El último ejemplo -y quizás el más llamativo de toda su carrera- acaba de producirse en la Gala Met de Nueva York, a la cual Federer asistió con este modelito.

 

Sí, con una maldita y alucinante cobra de cristal en la chaqueta de su esmoquin.

La prenda fue creada por el diseñador Alessandro Michele de Gucci, en colaboración con la revista GQ, la cual nombró a Roger Federer como el hombre vivo con más estilo del mundo.

Antes de la Gala Met, Federer comentó a la revista sus sensaciones:

“Nunca he usado algo similar a esto… Creo que es hermosa, especialmente sus líneas florales. La cobra va a ser bastante inesperada”.

¿Qué crees del genial esmoquin de Federer?