El cantante mexicano Emmanuel es uno de los primeros confirmados para la 56ª versión del Festival de Viña del Mar. Número más repetido que alza en los precios del transporte público, pues será la sexta ocasión en que se suba a la Quinta Vergara. Por si no te acuerdas, vino en 1983, 1989, 1992, 1994 y 2000.

Pero más allá de la frecuencia de sus visitas es indudable que el ídolo de nuestras madres ha sabido levantar una carrera sólida, gracias a hits que todos tenemos tatuados en la corteza cerebral. Allí aparecen “La chica de humo”, “Insoportablemente bella” o “No he podido verte”. El tipo no es de cartón y a sus canciones, además, le ha puesto más de algún paso de baile que altera hasta la más menopáusicas de las hormonas.

Es el fruto de casi 40 años de carrera artística, en las cuales también ha hecho una fuerte declaración de principios en cuanto a estilo: Emmanuel es único y singular. Por suerte, ninguna de las tendencias que intentó imponer se convirtieron en moda entre los jóvenes de nuestra Latinoamérica querida.

Aquí repasamos la evolución de su look a través de algunas de las carátulas de sus discos:

EMMANUEL 1976

Diez Razones Para Cantar

Técnicamente es la contraportada de su disco debut “10 razones para cantar”. Emmanuel tiene 21 años y como todo joven presume de su cabellera. Abrigo de cafiche, dos crucifijos en su pecho abierto y pantalones pata de elefante que esperamos nunca volver a ver. Nunca.

EMMANUEL 1981

Tu y yo

Cinco años y tres discos después aparece “Tú y yo”. Emmanuel aún es veinteañero, pero menos pretencioso. En términos de ropa, quizás, estamos frente a uno de sus mejores look, utilizando colores alegres, aunque quizás con una década de retraso. Sin embargo, toda prenda pasa a segundo plano con una chasca de colección, tratando de imitar a Jim Morrison.

EMMANUEL 1986

Emmanuel Desnudo

Otro salto de cinco años. Emmanuel es un hombre más maduro, ya pisa las tres décadas. Tiempo de reformularse. Adiós al pelo largo y adiós a toda referencia fashion. Emmanuel se entrega al mundo tal como llegó al mundo: desnudo y ese es precisamente el nombre de su nuevo álbum.

EMMANUEL 1990

Emmanuel Vida

El disco donde quizás toca fondo. La portada de “Vida” es básicamente un atentado. ¿Qué está usando? ¿Una bata? ¿Un pijama con escote? Su look está entre algún espiritualista de medio pelo y un Hugh Hefner pobre. Al parecer se busca una conexión con la naturaleza que fracasa. Ni hablar del terno que utiliza en el videoclip de “No he podido verte”, una canción que tiene a Juan Luis Guerra de adorno y el reclamo de que ha llamado a un número telefónico “no sé cuántas veces” a una chica que vive dentro de un acuario. ¿Cómo pretendía que le contestaran?

EMMANUEL 1992

Emmanuel Ese Soy Yo

Disco personal y que busca reafirmar su identidad. En “Ese soy yo” de 1992, Emmanuel está a punto de pasar por la crisis de los 40. Ya no necesita desnudarse para mostrar quién es, pero aún tiene que venderse al mercado como un tipo joven, entretenido, que va a bares y pubs, y que puede usar chaquetas de cuero con jeans. Los 80 aún no abandonan su iconografía.

EMMANUEL 1994

Emmanuel Esta Aventura

Emmanuel es un cuarentón y se siente amenazado por la savia nueva, tipos más jóvenes y con más onda. Son días de Chayanne y su “Provócame” o de Gerardo y su “Ven Michu, Michu”. Los boricuas imponen estilo, energía y Emmanuel con una década más al hombro también quiere subirse a “Esta aventura”. Usa musculosas y exhibe bíceps. Pero no es chabacano, el baladista deja claro que lo suyo es arte, gracias a una carátula que hoy cualquiera podría hacer usando filtros de PhotoShop.

EMMANUEL 1996

Emmanuel Amor Total

Con “Amor Total”, Emmanuel parece haber encontrado el centro. La crisis de los 40 es un mal recuerdo y la carátula muestra a un hombre maduro, sobrio e incluso elegante. Sin embargo, al girar el CD nos encontramos con esto:

Emmanuel Amor Total 1

Pantalones de pijama que gritan inconsistencia y que le dicen adiós a la sobriedad y la elegancia.

EMMANUEL 2007

Emmanuel Retro

El cantante mexicano ya vive de los éxitos del pasado, así que ¿por qué no volver de cabeza a esos días? Emmanuel se saca una camisa floreada que quizás no es fea, pero que pertenece a otra época, una que queremos dejar sepultada en el baúl del recuerdo. Por ponerlo de algún modo, se viste como el papá cincuentón que quiere recuperar sus días mozos, pero que al mismo tiempo avergüenza a sus hijos adolescentes. Papá, córtala, ¿ya?.

EMMANUEL 2012

Emmanuel Acustico

Un traje de cuero, pantalón y chaqueta. Emmanuel se acerca a las seis décadas y le pone algo de estilo a su ropero en su disco acústico. La camisa morada resalta el look, un look que parece encontrar un norte. Sus zapatos de charol completan un atuendo bastante ondero y para nada chillón. El único pero, esa camisa abierta y escote que muestra su pecho peludo. Emmanuel, ya no eres un veinteañero.