Primero a través del diseño de guantes y luego con la manufactura de ropa y distintos accesorios, Trussardi se ha posicionado como una marca italiana exclusiva y de lujo. Símbolo de ese estatus es su logo, creado en 1973, y que muestra a dos perros galgos parsimoniosos y elegantes.

Para celebrar esa tradición, la compañía decidió este año lanzar su colección masculina primavera-verano 2014, utilizando modelos caninos.

O sea, en vez de usar tonificados machos, con camisas abiertas para mostrar las calugas, camisas, gafas, bolsos (que no son carteras) son exhibidos con prestancia y glamour por estos canes, favoritos en el seno de la familia Trussardi.

El afamado fotógrafo William Wegman -conocido por retratar perros Weimaraner con ropa humana- fue el encargado del trabajo. La experiencia lo tocó. “Dedico este proyecto a los galgos de Trussardi: misteriosamente calmados, hermosamente fotogénicos y, sobre todo, increíblemente elegantes”, afirmó.

¿Qué tal, perro?

Sobre El Autor