A comienzos de semana se realizó un nuevo debate presidencial en Estados Unidos. Estuvo fiero. Pero la figura no fue ni el detestable Donald Trump ni el mal menor Hillary Clinton, sino que Ken Bone, un ciudadano común y corriente que apareció en pantalla para preguntarle a los políticos sobre cuáles eran sus planes en materia de política energética.

Su simpleza enamoró al país, mientras que su estilo se volvió el último grito de la moda.

El plan de Ken Bone era aparecer con un traje verde oliva. Sin embargo, según propia confesión, el traje estaba tan apretado que se rompió la zona trasera de los pantalones. El plan B fueron unos chinos y un suéter rojo que se volvió inmediatamente en la prenda más buscada de Estados Unidos.

En GQ, rápidamente, dieron con el objetivo: el suéter es un IZOD Cable Solid con cierre 1/4 que ya está agotado en la tienda virtual de la marca, así como en Amazon y otras tiendas retail. Si tienes suerte puedes encontrarlo aún en JC Penney por 40 dólares.

ken-bone-sueter

vía Amazon.com

La fiebre por el suéter de Ken Bone coincide además con la cercanía de Halloween y la industria asociada no quiere dejar pasar la oportunidad de pasar por caja unos pocos dólares extras gracias a la sensación del momento. Tanto es el afán que incluso ya apareció la versión disfraz sexy, obra de Yandy.com.

ken-bone-sexy

vía Yandy.com