Sabemos que no eres ingenuo. Que sabes que marzo se apareció con toda su carga de realidad y que parte de ello es decirle adiós al verano, a los días de calor y la ropa liviana.

La buena noticia es que la llegada de los días fríos es una excelente excusa para potenciar tu ropero con nuevas prendas que hagan que el cambio de estación valga la pena.

La marca Kenneth Cole llega esta temporada otoño-invierno con una nueva colección que trae aquellos clásicos atemporales del vestir masculino, pero que a su vez deja espacio a la vanguardia.

KC 2014

Colores oscuros y sobrios vienen este 2014

Pantalones y chaquetas en colores neutros y oscuros, contrastes con detalles de texturas y ropa 100% algodón son los elementos distintivos para encarar el frío de este año 2014. Ropa que puedes usar para salir de casa, ir a cenar o, incluso, ir al trabajo.

La vanguardia en esta colección viene a cargo de las camisas que traen juegos de líneas y cuadros con agradables e interesantes combinaciones de colores. También podrás encontrar las clásicas camisas que se inspiran en Nueva York.

Para tu novia, también

No te costará mucho convencer a tu chica de que te acompañe a mejorar tu ropero. La marca también trae novedades para las mujeres que vienen inspiradas en cuatro conceptos:

  • Sparkling Romance: piezas románticas llenas de tonos sobrios con detalles de luz y brillo, inspiradas en la época barroca. Grandes ornamentados, muchas ilusiones ópticas y texturizados en las piezas.
  • Sole Statement: tonos amarillos y azules son los protagonistas para un atuendo que puede ser de alto impacto.
  • Oriental Charm: toda la grandeza de la cultura oriental, sus diseños, colores y combinaciones. Tonos morados y azules que provienen de las vajillas y joyas imperiales.
  • Sacred Nature: una inspiración que recoge el follaje verdoso de la naturaleza y se mezcla con colores vibrantes que aportan profundidad y calidez.

Durante la temporada estarán muy presentes las prendas que asemejan pinturas, los encajes románticos en blusas pantalones y faldas y, por supuesto, lo que toda mujer debe tener en su guardarropa: los estampados tribales o los animal prints que vienen en trajes, blusas, pantalones y zapatos.