El ambiente está pesado en Estados Unidos. La elección de Donald Trump como nuevo presidente de la nación tiene a más de la mitad de sus habitantes completamente decepcionados. Tanto que cualquier opinión puede tener consecuencias.

Lo saben en New Balance. Matthew LeBretton, vicepresidente de asuntos públicos de la marca, dio declaraciones al Wall Street Journal que sonaron a un apoyo irrestricto a Trump.

“La administración de Obama hizo oídos sordos a nuestras peticiones y francamente sentimos que con el presidente electo Trump las cosas irán en la dirección correcta”

A la velocidad de internet, cientos de personas que tienen pares de zapatillas de New Balance se sintieron ofendidos y reaccionaron subiendo fotos a redes sociales, en las que las tiran a la basura o las queman.

¿No será mucho?

Horas después LeBretton habló con Buzzfeed que las declaraciones fueron malentendidas.

“Lo que dijimos es correcto en el contexto del comercio, no sobre una situación mayor en términos geopolíticos, sino que en el contexto del acuerto del TPP”

New Balance es una compañía que fabrica sus zapatillas en suelo estadounidense y, según ellos, el acuerdo internacional detrás del TPP podría resultar dañino para sus intereses.