Si salimos a la calle en este momento y le preguntamos a la gente “a usted, ¿le gustaría darle lo mejor a su hijo?”, probablemente el 99,9% de las respuestas será afirmativa. Sin embargo, a veces confundimos lo bueno con lo que es más caro, con lo que tiene el hijo del vecino, con lo que está de moda, sin darnos cuenta de que estamos cometiendo un gran error.

Con la ropa esto es particularmente complicado. Entre los 0 y 7 años el sistema inmune de tus retoños está en pleno desarrollo y es tres o cuatro veces más propenso a intoxicarse que un adulto. Y muchas veces nos extrañamos por ese sarpullido que tiene nuestro recién nacido, le echamos la culpa al jabón de lavado, sin pensar que quizás sea la materia prima de la ropa lo que está provocando problemas.

Si estás pensando en dar un giro y empezar a preocuparte de la ropa que visten tus hijos, una alternativa interesante es la marca chilena Pure Cotton. La compañía fabrica prendas que tienen una característica esencial: Están hechas con algodón orgánico. Es decir, algodón que se planta en suelos que llevan más de tres años sin usar pesticidas ni fertilizantes.

slider_nino

Pero otra de las particularidades es que la ropa no tienen tintes artificiales, sino que obtiene su color de manera natural, con la pigmentación que se da en el crecimiento de la planta desde la semilla. De esta manera, las prendas no están en contacto con los químicos y tinturas utilizadas para telas convencionales o sintéticas. Además, las fibras naturales tienen una mejor ventilación que las sintéticas, por lo que podrás prevenir el desarrollo de bacterias, hongos u olores desagradables.

Pure Cotton ofrece una variedad amplia de vestimenta para tus hijos o sobrinos, que van desde los baberos hasta los vestidos, pasando por body, bombachos, botines, calzas, enteritos y gorros. Puedes conocer todos sus productos en su catálogo online o visitar el taller en Alfredo Rioseco 243, Providencia, Santiago de Chile.