La calle siempre ha sido fuente de inspiración, lugar para el comercio informal o para el desarrollo de actividades artísticas lucrativas o ad-honorem. Sin embargo, nadie había ido tan lejos como Raubdruckerin.

¿Raubdru qué?

Raubdruckerin, un colectivo alemán cuyo nombre significa más o menos “Impresores Piratas” y que están desarrollando un interesante e innovador concepto en la moda callejera. Ellos utilizan las tapas de fierro de alcantarillados y redes eléctricas, rejillas y todo tipo de superficies urbanas para imprimir camisetas, bolsos de gimnasio y sudaderas.

Sí, así como lo lees. Todos esos objetos que pasarías por encima mientras el guía turístico te muestra las maravillas de Francia, Holanda, Alemania y Portugal, hoy son usadas por este colectivo con base en Berlín para crear piezas artísticas únicas. El proceso es simple: ponen pintura especial en las tapas de fierro fundido, en las señales para ciclistas, en las rejillas de alcantarillado y luego ponen encima la pieza que desean imprimir. Así, la tela lleva consigo un pedazo de París, Berlín, Amsterdam o Lisboa.

Todo el proceso de impresión se lleva a cabo en vivo, en plena calle, como una performance. Luego, las piezas son publicadas en la tienda online del colectivo a un precio más que accesible: desde los €15 a los €89.

El resultado es impactante y te mostramos una parte aquí.

mitte_vwhite-1000x1000

nkoelln_khaki-1000x1000

hoodie_lightkhaki_back-1000x1000

lisboa_manhole_cover_shirt_unavailable