¿Qué si te apareces ahora mismo en la playa vestido con un traje formal o un esmoquin? Las hordas del trolleo serían inmisericordes y ridículo sería la menor de las ofensas dirigidas a tu ingenua persona.

Pero seamos sinceros: la corbata y la humita no pertenecen al ecosistema veraniego. No calzan con la arena y el agua salada. O al menos eso es lo que dictan los actuales parámetros de estilo.

Quiksilver, sin embargo, quiere torcerle la mano a las convenciones.

En su ala japonesa, la compañía lanzó la línea True Wetsuit, una gama de trajes de agua que parecen trajes formales, pero que en realidad están diseñados para acompañarte mientras surfeas las olas de tu playa favorita.

True Wetsuit 01

La colección True Wetsuit cuenta con dos trajes normales (uno blanco y otro azul marino) e incluso tiene un esmoquin para quienes se toman todo esto de una manera mucho más seria.

Los trajes están hechos sobre la base de neopreno -repelente al agua- y tienen precios acordes a un ejecutivo exitoso, de esos que no tienen tiempo para cambiarse de ropa antes de meterse al mar: 300 mil yenes, equivalentes a cerca de un millón y medio de pesos chilenos.

HAY VIDEO