Un día, Pinocho creció. Le vino la pubertad, se hizo hombre y empezó a salir de fiesta. También conoció mujeres, perdió la virginidad e incluso tuvo la mala fortuna de contraer VIH. Esa es la distopía que la organización AIDES propone en spot que busca crear conciencia sobre la necesidad de protegerse durante encuentros sexuales casuales.

La pieza -producida por la agencia TBWA y Control Films- muestra a Woody, un joven de palo que luego de bailar en una disco se acuesta con una muchacha. Cuando esta le pregunta si tiene un condón, él responde que no, pero que no es necesario preocuparse. En ese momento, su nariz crece tal como el personaje de los cuentos.

Según las estadísticas, 650 mil personas, en Europa, viven con VIH sin tener conocimiento de aquello.

AIDES es la fundación que combate el sida en Francia y fue creada por Daniel Defert, antigua pareja de Michel Foucault, aclamado filósofo francés, quien falleció por problemas relacionados derivados del sida.