Uno de los elementos esenciales en la mesa de todos los chilenos es una botella de bebida. Generalmente de 2 o 3 litros. Tamaño familiar. Es tan importante que la cantidad de gaseosa que consume cada habitante de este país llega a números industriales, a cifras que acaban de convertir a Chile en el máximo consumidor per cápita en todo el mundo. Campeones. Vayan a celebrar a Plaza Italia

La escalada a la cima está respaldada por un estudio de The Lancet, respetado jornal médico. De acuerdo a la investigación, en Chile se consumen 190 calorías diarias por persona en el ítem bebestibles azucarados -traducidos en 289 cc.-, y superando a México, Estados Unidos, Argentina y Arabia Saudita, países que completan el Top 5.

¿La mala noticia? Ser campeón de las bebidas no es nada bueno. Hay un par de peligros asociados:

  • Obesidad
  • Diabetes

Ambos factores, muchas veces dan boletos a problemas cardiovasculares e incluso al pijama de palo. No es por asustarlos, pero sería bueno que a la hora de tomar algo sea agua o cualquier cosa que no tenga colores raros.

beverage-cans-1058702_1280