Pocos placeres hay en la vida como agarrar una cuchara y sentarse con un frasco a comer un frasco de Nutella, directo desde el envase.

En serio. Esa pasta de avellanas y cacao tiene poderes sobrenaturales. Verla encima del escaparate en un supermercado es una tentación y probablemente es el producto responsable de quebrar cualquier dieta.

Pero… ¿qué dirías si tu vicio comestible favorito ahora además viniera con tu producto fumable preferido?

No pienses demasiado tu respuesta. Gracias a la legalización de la marihuana en Canadá, los muchachos del norte de América pueden disfrutar de Chrontella: una deliciosa pasta de avellanas y chocolate que viene con una tentadora infusión de marihuana. Para ser exactos, en cada frasco vienen 300 mg de extracto de cannabis sativa, listos para pasar un divertido momento o para que la uses en alguno de tus tratamientos.

Los fabricantes de esta “Happy Nutella” publicaron en su cuenta de Instagram fotografías de su particular producto, para puro sacar pica ya que la pasta celestial está a la venta solo en el país de Terrance y Phillip.

 

Una foto publicada por incredible edibles (@chrontella) el

Si eso de la Nutella no es lo tuyo, tranquilo. Los creadores también tienen a la venta Pif: una cremosa mantequilla de maní que podrás untar en galletas de soda, pan o comer directamente del frasco. Total, solo se vive una vez.