Dah, sabemos que los hombres no están sometidos al doloroso proceso del parto. Hablamos de la salud mental de los varones, luego del nacimiento de un [email protected]. ¿Se ve esta afectada de algún modo?

Según un reporte de la Northwestern University de Estados Unidos la respuesta es sí. Y el riesgo es alto.

La investigación -que siguió a 10.623 machos- encontró un aumento del 68% en síntomas relacionados con la depresión, dentro de los primeros 5 años de paternidad. El grupo más afectado por el fenómeno: hombres que se transforman en padres antes de los 25 y que habitan en la misma casa que sus retoños.

Suena como una excusa para sacarle el trasero a la jeringa, pero el doctor Craig Garfield, profesor asociado en pediatría en el recinto educacional, afirma que los hallazgos son importantes y que a partir de ellos se debe trabajar en encontrar fórmulas que ayuden a manejar esta incómoda situación.

“No son solamente las mujeres las que necesitan ser revisadas por problemas de depresión, los padres también están en riesgo. La depresión paternal puede causar un efecto de detrimento en los niños, especialmente durante aquellos años clave de apego padre-infante. Necesitamos hacer un mejor trabajo en ayudar a padres jóvenes en ese período de transición”.

Cuando se habla de problemas en la relación, estas se pueden manifestar en diversas formas, como por ejemplo:

  • Mayor uso de castigo corporal
  • Menor interacción con los niños
  • Indiferencia hacia el menor
  • Niños con problemas de desarrollo de lenguaje y lectura

“Esto es un llamado de atención para quienes conozcan a padres jóvenes. La idea es ver cómo manejan su transición hacia la paternidad. Si sienten extrema ansiedad, melancolía o no son capaces de disfrutar las cosas de la vida como lo hacían anteriormente, aliéntenlos a buscar ayuda”, agregó Gairfield.

Mayores detalles del estudio en este link.