Esta va a ser, por lejos, la mejor noticia que vas a recibir este día. Qué digo día, de la semana, del mes completo. Incluso de todo el año.

De acuerdo a la revista Popular Science, y a pesar de todo lo que te han advertido y engañado durante toda tu vida, el consumo de alcohol no es capaz de dañar tus neuronas. Al menos no en su consumo moderado.

La revista publicó un artículo en donde se dedica a refutar, con evidencia científica, los 10 mitos más comunes que existen sobre el sistema neurológico. Ahí, rebatió cada uno de los embustes que nos han hecho creer los medios, las películas, nuestras novias y hasta nuestros papás, entre los cuales se encuentran:

Respecto del alcohol, este medio especializado indica:

Cuando científicos del Instituto Bartholin en Dinamarca compararon los cerebros de fallecidos alcohólicos y no alcohólicos, encontraron que el número total de neuronas era el mismo. El alcohol, como otras sustancias, puede matar células cerebrales en altas dosis (especialmente las células sensibles de fetos en desarrollo), pero el consumo moderado no.

La revista subraya algo que ya sabemos: “(El alcohol) interfiere en el cómo las neuronas se comunican, afectando nuestra habilidad para desarrollar tareas como caminar, hablar y tomar decisiones”, pero descarta que haya efectos más dañinos que quedar en ridículo llamando a tu ex a las 4 de la mañana o cantando mal en el karaoke.

Una noticia doblemente positiva, ya que así como derribó el mito de la pérdida de neuronas por el consumo de cervezas, vinos, piscolas, tequilas golpeados y otros, la revista indicó que también es un mito que el adulto no genera nuevas células cerebrales. O sea… tranquilo que tu cerebro está doblemente protegido. ¡Salud!