De un tiempo a esta parte, el legítimo derecho a criar a los hijos como a uno se le plazca se está volviendo peligroso.

Asustados, quizás legítimamente, por la ambición desmedida de algunas empresas y el nulo afán de éstas proteger algo más que las ganancias, muchos padres están decidiendo no vacunar a sus hijos. Tienen miedo, alguien les dijo que los efectos secundarios de las vacunas eran peor que la enfermedad que trataban de prevenir.

¿Las consecuencias? 36 casos de sarampión en Disney World en enero de 2015, en un país que había erradicado la enfermedad. Un niño de 25 días muerto de tos ferina en Santa Bárbara, lugar donde aumentaron los casos de 28 (2013) a 113 (2014), cifra que superó el récord de hace 70 años.

Las vacunas previenen las enfermedades a un punto cercano a su desaparición. Así da cuenta una serie de infografías interactivas publicadas por el Wall Street Journal a partir de datos del proyecto Tyco: un acerbo de 123 años con los casos de las enfermedades más contagiosas y peligrosas que se viene registrando en Estados Unidos. Un registro construido con datos semanales del Centro de Control de Enfermedades de ese país. Las imágenes dejan impactado.

¿Qué muestran las infografías? Ni más ni menos que el impacto de la introducción de las vacunas para el sarampión, polio, tos ferina, hepatitis A, rubeóla, paperas y viruela. La línea negra muestra el momento en que la vacuna se introdujo en Estados Unidos.

 

Sarampión

sarampion

 

Hepatitis A

heratitisa

Tos ferina

tosferina

El CDC (Centro de Control de Enfermedades) no reportó, datos semanales a nivel estatal para la tos ferina entre 1955 y 1974. La vacuna se introdujo en 1914.

 

 

 

 

Rubeola

rubeola

Paperas

paperas

 

 

Viruela

viruela

 

Polio

polio

 

¿Queda claro? Si no, pon atención. Si tienes un hijo o hija, vacúnalo.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.