Según investigadores de la Universidad Médica de Graz (Austria) y de la Universidad del Cairo (Egipto), existiría una posible relación entre el uso de teléfonos móviles y la disfunción eréctil.

Ufff…

Antes de que tomes tu querido smartphone y lo culpes de algún desempeño precario el otro día. Antes que te acerques al tarro de basura y hagas justificia con tu celular, pon atención: los resultados de los estudios no son concluyentes y se necesitaría ahondar antes de confirmar esta relación, según reconocen los propios investigadores.

Un estudio publicado en la Revista de Urología de Europa Central abarcó a 30 hombres que fueron divididos en dos grupos:

  • Grupo A: 20 personas que habían sufrido problemas de erección en los últimos seis meses.
  • Grupo B: 10 personas que se declaraban saludables y sin quejas respecto a sus erecciones.

Los hombres de ambos grupos respondieron la versión alemana de Inventario de Salud Sexual para Hombres (SHIM, por sus siglas en inglés) que es un cuestionario ampliamente utilizado para diagnosticar los problemas de disfunción eréctil. Además, respondieron un set de preguntas sobre el uso de su teléfono celular que contenían preguntas relacionadas al tiempo en que se maneja el celular en posición de standby y si usaban dispositivos que emitieran señales de radio como los computadores portátiles o equipos con Bluetooth.

A pesar de no existir diferencias significativas en peso, edad, altura o testosterona total, el puntaje de los hombres del Grupo A en la prueba SHIM fue sustancialmente inferior al de los hombres en el Grupo B. Y cuando se cruzaron estos datos con los obtenidos en la encuesta de uso de celular, dos factores llamaron la atención de los expertos:

  • Tiempo hablando por celular:
    • Grupo A: 17,6 horas
    • Grupo B: 12,5 horas
  • Tiempo llevando el celular prendido
    • Grupo A: 4,4 horas
    • Grupo B: 1,8 horas

El artículo señala que en investigaciones anteriores “se informó de que los niveles totales de suero en testosterona pueden verse afectados en los hombres con infertilidad y en aquellos que usan teléfonos móviles” y agrega que en el estudio actual no se encontró la misma relación y que puede deberse al pequeño tamaño de la muestra.

“Nuestros estudios son preliminares y tienen muchas limitaciones” agregan e indican que se requiere estudios más profundos para poder confirmar los reportes iniciales que indicarían el vínculo entre el uso del celular y los problemas de erección.