Noticias terribles para tu paladar: la Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de declarar a varios de tus alimentos favoritos como “cancerígenos”. La lista incluye básicamente a todo tipo de carne procesada, así que prepara el réquiem para las salchichas o hot-dogs, las longanizas, el tocino, el jamón y todo tipo de embutido.

La conclusión cae tras el análisis de 22 expertos de diez países, quienes revisaron más de 800 estudios estableciendo la conexión de la carne con 12 tipos de cánceres. (Más detalles de la investigación en el link).

De-mo-le-dor.

Pero no todo está perdido, muchachos. La misma OMS dice que sólo el consumo de 50 gramos diarios de este tipo de carne aumenta las chances de cáncer colorrectal en un 18%. El porcentaje no es bajo, ojo, pero basta un mejor control con el salchichón cerveza y el italiano para volver a respirar.

El informe también le puso el logo de “advertencia” a las carnes rojas, aunque su riesgo es “limitado”.