Señores, el condón tiene las horas contadas.

La Fundación Parsemus trabaja en el desarrollo de un método anticonceptivo masculino, cuyo efecto es de largo aliento con una sola aplicación. Ciertamente, no es una pastilla, sino que una inyección. ¡Ouch! Su nombre es Vasalgel y es una especie de vasectomía sin escalpelo.

El producto no es hormonal y cae en un mercado bastante inexplorado. Hasta ahora, los anticonceptivos están enfocados en mujeres y solo el condón reina en el target masculino. Vasalgel, obviamente, viene a cambiar ese panorama.

¿Tienes preguntas? Aquí te respondemos las principales:

  • ¿Qué es Vasalgel?

Es un polimero en forma de hidrogel que es inyectado en los tubos por los cuales nadan los espermatozoides, bloqueando su avance. Esto, por cierto, no impide orgasmos ni la liberación de líquido seminal.

  • ¿Es reversible?

Sí. En teoría. El efecto de Vasalgel dura 10 años, sin embargo, se está desarrollando -con éxito- una inyección que revierte el tratamiento cuando el hombre lo desee. El proceso es a través de un compuesto basado en bicarbonato de sodio.

  • ¿Cuándo estará disponible?

Según la compañía que lo produce, el tratamiento estará disponible a principios de 2018. Aún falta hacer pruebas en humanos y resolver problemas de financiamiento. Como es un “remedio” que se aplica una sola vez, muchas empresas farmacéuticas han negado su apoyo, ya que preferirían un método de pastillas, de ingesta diaria, para llenarse los bolsillos.

Si quieres más detalles de su desarrollo visita el sitio oficial de la Fundación Parsemus.