Hay momentos en que uno debe escapar, limpiar la mente, sacudir los problemas de la vida moderna. Desenchufarse. El problema es que muchas veces no sabemos cómo hacerlo.

Es ahí cuando los amigos de Sobe Lifewater salen al rescate con un par de ideas.

Una posibilidad es conectarte con tu mundo interior. Una clase de yoga, por ejemplo, permite despejar la cabeza y además ayuda a oxigenar el cuerpo. Lo otra alternativa es lograr esa conexión con lo que nos rodea, en una aventura recorriendo la naturaleza. Quizás en una excursión por cerros o montañas, o tal vez en un paseo en bicicleta, dos panoramas ideales para liberarse del estrés y sentir el aire de la libertad.

Cualquier panorama que elijas, nunca olvides hidratarte. El agua es importante, aunque a veces uno quisiera darle un poco de sabor. Y es justamente eso lo que Sobe Lifewater sabe hacer muy bien con sus variedades Yumberry Pomegranate, Blood Orange Mango y Black and Blueberry.

Sobre El Autor