Para quienes gustan de la vida al aire libre, el camping es una práctica importante. Sin embargo, para quienes aman estar en contacto con la naturaleza, el acampar adquiere una dimensión distinta. No sirve instalarse en un recinto de camping con agua caliente, electricidad y baños, sino que hay que ir a la naturaleza casi al estilo “Into the wild”, aunque mejor preparado.

El único inconveniente es que, a ras de piso, acampar tiene algunas incomodidades y peligros. Además de la presencia de ratones de cola larga (vectores del Hanta Virus) u otros animales más grandes, tienes la eventual visita de humanos malintencionados o el mal tiempo que hizo aparecer un río justo donde tenías instalada la carpa.

Por ello, Tentsile desarrolló una serie de carpas ideales para evitar estos problemas y para que cumplas tu sueño de tener una casa en un árbol. La empresa diseñó y construyó carpas que se instalan en altura, específicamente amarradas a los árboles aledaños, a las cuales puedes acceder a través de una escalera montada debajo de la tienda de campaña.

Las Tentsile se ofrecen en dos modelos:

  • Tentsile Connect: Mide 2.8 x 4.6 x 4.6 metros. Su altura es de entre 1 y 1,2 metros. Tiene cuatro puertas y pesa 6.5 kgs. Soporta hasta dos adultos con su equipo de camping o un adulto y dos niños.
  • Tentsile Stingray: Como indica su nombre, es una tienda con forma de raya que mide 4.6 x 4.6 x 4.6 metros. Su altura es de 1,1 mts. Tiene dos puertas, está diseñada para tres personas, pesa 8.7 kg. y soporta un peso máximo de 400 kg.