Un gran problema a la hora de ser padre es enfrentar el crecimiento de tus hijos. Sobre todo, al hablar de la ropa y los zapatos. Como están en desarrollo, las criaturas aumentan de tamaño sin tener un gramo de compasión por tu billetera. Hay que comprarles un ropero entero a cada rato.

Sin embargo, no todos tienen el dinero suficiente para combatir el curso de la vida. Es ahí, cuando casi no quedan esperanzas, que surge el ingenio.

Un grupo de emprendedores con conciencia social acaban de desarrollar The Shoe That Grows (El Zapato que Crece), un calzado especial cuya gran gracia es que se adapta al pie, a medida que el pie crece, hasta en ¡cinco tallas!

ShoeThatGrows

Niños Keniatas recibiendo donaciones de zapatos.

Detrás de la idea está Kenton Lee, un hombre que desarrolló el concepto tras ver a niños de Kenia sufriendo horrendamente mientras usaban zapatos que eran demasiado chicos para sus pies, porque no tenían dinero para comprar pares nuevos.

Al momento de fabricarlos, Lee no solo debió pensar en un calzado que se adaptara al pie de los niños, sino que también tuvo que pensar en el uso de un material resistente y fácil de limpiar. Finalmente, encontró una mezcla de cuero y caucho comprimido, los cuales entregan flexibilidad, comodidad y protección suficiente para los pies.

ShoeThatGrows_3

La suela es de caucho comprimido mientras que el resto del zapato es de cuero.

Una ventaja adicional que se obtiene con la transformación del zapato es así como se agranda, también se puede achicar. Esto entrega una gran ventaja a la hora de almacenar y transportar muchos pares en un espacio reducido.

Como es un producto social, en el sitio web de Lee, al igual que en su Facebook y Twitter, hay un espacio especialmente dedicado a las donaciones. Los precios disminuyen en base al volumen de compra con lo cual se promueve la donación, ya sea mediante zapatos o bien dinero para apoyar la causa y expandirla a otros países que lo necesitan.

El sistema de adaptación del calzado es muy sencillo. Una serie de broches permiten fijar el largo y ancho del zapato, logrando cinco números, lo cual en términos prácticos se traduce en un uso estimado de cinco años.

Cada par de zapatos cuesta 30 dólares, equivalentes a unos $18.500 pesos chilenos. Y a medida que el volumen de compra aumenta, los precios por cada par son:

  • 5 pares, 25 dólares c/u
  • 10 pares, 20 dólares c/u
  • 25 pares, 17,50 dólares c/u
  • 50 pares, 15 dólares c/u
  • 100 pares, 12 dólares c/u

Con una simple ecuación, la donación de un bolso de la empresa -que contiene 50 pares en su interior- asciende a tan sólo $ 463.500, cubriendo la necesidad de 50 niños por 5 años.

ShoeThatGrows_Bag

Bolso para el sistema de donaciones de 50 zapatos.

Si quieres más información, visita Because International, ONG creada a partir de esta necesidad.

Los invitamos a ver cómo funciona este genial invento: