A hombres y mujeres se les conquista por el estómago. Aquello no quiere decir que se necesiten estrambóticas y elaboradas recetas para hacerlo o hacerla caer en tu telaraña. Muchas veces, la magia está en lo simple, en algo cuyo sabor y aroma recuerden que no se está tan lejos de casa.

En esta ocasión te presento un plato que apunta a ese ideal platónico y que te servirá para conquistarla, creando un ambiente hogareño y cálido. Hablo de la tortilla española, delicia que destaca por su sencillez.

Pues bien, para una Tortilla de Papas se requiere lo siguiente:

  • 1 kg de patatas
  • 9 huevos
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva
  • Sal

El primer paso es pelar, lavar y cortar las papas en cuadritos pequeños y a continuación salarlas. A continuación, es la cebolla la que debe ser pelada y cortada en juliana. O sea, a lo largo.

Tomar una sartén alta con abundante aceite de oliva y poner al fuego. Una vez caliente se vierten las papas y la cebolla.

Mantener el fuego no muy fuerte, para que las patatas y la cebolla se cuezan en el aceite. Cuando estén bien blandas y ligeramente doradas, las sacamos de la sartén y escurrimos el aceite.

En un bol batimos los huevos hasta conseguir una buena mezcla. Echamos las patatas y la cebolla sobre los huevos batidos y removemos bien para que quede todo mezclado, rectificando sal si es necesario.

Poner al fuego una sartén honda antiadherente, echamos dos cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente, movemos la sartén para que quede bien aceitado el fondo. Entonces ponemos la mezcla de huevos, patatas y cebolla, extendiéndola en la superficie.

Bajamos el fuego y movemos la sartén con movimientos circulares para que la tortilla se mueva dentro y no se pegue. Dejamos cocer hasta que se vea que empieza a hervir la mezcla. Damos vuelta la tortilla poniendo un plato llano encima de la sartén girándolo sobre el plato. Ahora echaremos de nuevo la tortilla, dejándola resbalar cuidadosamente, desde el plato a la sartén.

Movemos de nuevo y de manera circular la sartén, dejando cocer entre dos y tres minutos. Apartamos y servimos en una fuente.

Podemos servirla fría o caliente.

Si quieres añadir un toque aún más español puedes agregar a la preparación un poco chorizo, que le dará aún más sabor, color y aroma.

Un buen vino y la música de Joan Manuel Serrat deberían ser complementos esenciales para una velada inolvidable.

Sobre El Autor

Chef profesional, oriundo de Talca, capital de la región del Maule, Chile. Un joven profesional de la cocina que con una corta pero intensa carrera profesional, de la noche a la mañana salió del anonimato para convertirse en el Chef de moda de la televisión chilena y desde que la fama tocó a su puerta su vida cambió; de estar en la cocina ahora deambula por todos los sitios con sabor y aroma a farándula: ambiente que el mismo señala no le gusta mucho.