La carrera del futbolista es corta, pero la vida es larga y dura. Punto. Enfrentados al retiro, todos los jugadores deben saber muy bien en qué canastas poner los huevos de sus ahorros y así no tener que sufrir los vaivenes económicos de una larga jubilación. Aún así, nada te asegura el éxito. Te puede ir bien o te puede ir como a Iván Zamorano, acosado por deudas con los bancos. Pero algo hay que hacer. Emprender.

Y ese es el caso de Faustino Asprilla, fértil goleador colombiano de breve paso por la Universidad de Chile, y que acaba de anunciar su próximo gran negocio: la venta de condones con sabores.

Sí, lo sabemos. Un producto que coincide con el mito y una asociación directa entre marca e imagen, unos de los abecés a la hora de buscar el éxito con un emprendimiento.

¿El mito? El 6 de junio de 1993, Colombia jugó un amistoso con Chile, en El Campín de Bogotá. Asprilla estaba en cancha y una fotografía (no apta para el trabajo) captó el instante preciso en que su aparato reproductor trataba de escaparse desbocado desde sus pantalones cortos. Desde entonces, el Tino siempre fue mirado como un símbolo sexual. En Italia (donde jugó con el Parma), en sus cientos de fiestas (en las que se codeó hasta con Claudia Schiffer), e incluso después de colgar las botas. A Asprilla le han ofrecido protagonizar videos pornos (lo que rechazó) y ser la portada de la revista SoHo, en un desnudo frontal, otra vez no apto para el trabajo.

El negocio de los condones, cuya marca será Tino, no sabemos si cerrará el círculo, pero sí muestra una preocupación del ídolo colombiano por entregar una mejor educación sexual a los adolescentes de su país y del resto del mundo. Esto declaró al diario “El Tiempo” de Bogotá:

Es una buena idea y es chévere poder contribuir con campañas de buena sexualidad. Son preservativos en todas las medidas. Esperemos que a la gente le guste, los compre y los disfrute. Vendrán con excelente control de calidad

Sobre los sabores, profundizó:

Van a ser condones normales, de diferentes tamaños y sabores. Yo recomendaría uno con sabor a guayaba porque yo crecí en mi casa y en el patio todavía se conserva un palo de guayaba, siempre me gustó y conquistaba con ese aroma

La venta comenzará apenas se resuelva el logo y se terminen los documentos oficiales para la empresa. Asprilla promete que habrá un lanzamiento oficial.