Dentro de las múltiples posibilidades que nos ofrece el Cajón del Maipo (precordillera de Santiago de Chile), está la visita a grandes cumbres, a una laguna de originen glaciar  y el poder tocar éste mismo con las manos, por mencionar algunos de los atractivos de este paseo. Y que mejor que hacerlo con tu padre considerando que ya se viene el día de ellos.

Para cautivar a los amantes del senderismo (Trekking), les doy los datos prácticos que deben conocer si quieren hacer esta ruta sin contratiempos y con la seguridad suficiente para que sea uno de los mejores paseos que hayan realizado:

  • Duración: 1 Día (o menos para los caminantes más avezados), ojo no olvidar lo lento del retorno a Santiago por la congestión que se produce en las tardes en San José de Maipo.
  • Época ideal: Fines de la primavera, cuando se puede apreciar la colorida floración de diversas especies, el deshielo ha despejado los senderos para caminar y la temperatura es muy agradable. Durante el verano la larga duración de los días permite disfrutar mayor tiempo recorriendo el lugar. Mientras que en otoño es posible ir estando atento a las condiciones del tiempo. Y en invierno debe hacerse debidamente equipado para la nieve yel frío y las tormentas repentinas que ocurren en el lugar.
  • Peligros: Rodados y avalanchas invernales.
  • Recomendaciones: Idealmente visitar el lugar con alguien que ya conozca la ruta. No es necesario el uso de vehículo de doble tracción aunque en invierno puede ser necesario el uso de cadenas. Llevar siempre abrigo extra para el frío o la lluvia, suficiente hidratación aunque hay abundante agua y una buena merienda para compartir. Calcule adecuadamente según su ritmo de paso un punto definido al cual llegar y volver con luz natural y sin mayor cansancio.
  • Ruta: a 77 kms. de Américo Vespucio con la Florida y a 42 kms. de San José de Maipo se llega por la ruta G-25 al Poblado de Baños Morales, Aproximadamente a 1.800 msnm (ripio desde San Gabriel). En el lugar se encontrará con diversos servicios como comercio de alimentos, cabalgatas, restoranes, hospedajes y las famosas termas que dan el nombre al lugar.
  • Paseo: Una vez que han dejado el auto dirigirse a la administración de CONAF a la entrada al parque (Monumento Natural el Morado), este consta de 3.000 hectáreas, un muy marcado sendero de trekking de aproximadamente 8 Kms y 700 metros de desnivel que permite apreciar la espectacularidad del lugar.

    Rodrigo en Glaciar

    El autor de la nota con la felicidad que le produce al andinista hacer cumbre y cumplir su objetivo.

El camino recorre de manera longitudinal el valle de Sur a Norte teniendo siempre como fondo las grandes Alturas de los cerros El Morado (5.060 msnm), inconfundible por sus altas y afiladas cumbres y el cerro San Francisco. (4.345 msnm). Y los demás cerros circundantes.

Después de subir al sector de aguas Panimávidas se llega a la laguna Morales, buen lugar para efectuar un descanso y continuar hacia la base del glaciar San Francisco, al fondo del valle, donde además de disfrutar del gran estímulo de estar en contacto directo con hielos milenarios se puede apreciar el gran paisaje de las altas cumbres hacia el sur del sector de lo Valdez.

Con lo expuesto les he comentado todo lo necesario para hacer la ruta de forma segura de tal manera que la disfruten ya que es un paseo que vale la pena realizar si se está en Santiago o bien si se visita la ciudad y se dispone del tiempo y obviamente, gusta de practicar este deporte.

Para mayor información les recomiendo visitar el sitio web de Conaf donde podrán encontrar más datos por si deciden y se animan a realizar la Ruta al   Monumento Natural el Morado.

Sobre El Autor

Comunicador Social con 20 años de experiencia en montañismo, ha participado en expediciones a montañas como el Plomo, Volcán San José, Marmolejo, entre otros. En sus tiempos libres además disfruta del Thrash y el Heavy Metal, y de vez en cuando se come un lomito con una gaseosa en compañía de sus viejos y buenos amigos. Sumemos su particular sentido del humor y la reunión puede ser inolvidable, por no decir "Freak".