Es de conocimiento popular que a nadie le importa ver fotos de otros durante sus vacaciones. Pero si sigues posteando selfies en el Caribe o Europa, aquí te va una encuesta que enfatiza la realidad que no quieres aceptar.

La empresa de seguros Aviva entrevistó a 2.000 británicos sobre este asunto y los resultados mostraron que un 73% de las personas no está interesada en ver fotos de otros en vacaciones, en sus redes sociales. Nada de fotos en la playa, frente a un edificio histórico, con un estúpido cóctel en el bar del hotel, ni menos imágenes de piernas/hot dogs. O sea…

Pese a la suculenta demostración de hechos, un 77% de los usuarios continúa posteando imágenes de sus viajes en Facebook o Instagram. Un 44% dice que lo hace para mantener informada a su familia y a sus amigos, lo que suponemos no es tan terrible.

Sin embargo, también hay un 21% que lo hace para presumir, mientras que hay un 10% que solo busca ser envidiado. Seres miserables y poco solidarios con quienes se quedan en casa soportando viajes en el transporte público o viven encerrados en la caja de zapatos que es su oficina o su automóvil durante el horario punta.

Dejen de mendigar likes.