Hace un par de semanas tuve la suerte de viajar a Dubái. Lo hice a través de Emirates Airways, la quinta mejor aerolínea del mundo según Skytrax, la compañía a cargo de los Oscar del aire.

No fue en First o Business Class, sino que en la “modesta” clase económica. Y la verdad es que la experiencia da para contarla.

emirates 02

Primero que todo, la aerolínea de los Emiratos Árabes Unidos tiene una terminal exclusiva para sus vuelos, lo que significa un gran alivio en el acceso al aeropuerto, pues se evita la muchedumbre. 

Una vez abordo, la atención es suprema e independiente del valor pagado por el ticket se siente que cada pasajero es tratado como alguien de primera clase.

Por ejemplo, a cada persona se le entrega un menú donde puede escoger lo que quiere comer. Eso de carne o pasta no corre por los pasillos de sus aeronaves.

Emirates MenuAdemás, a cada tanto, las azafatas pasan ofreciendo agua y jugos. Dependiendo de las horas de viaje, también hay disposición toallas de mano y de algodón, tibias, húmedas y perfumadas para poder refrescarte.

Luego, ICE (Información, Comunicación y Entretenimiento), su sistema de entretención para los pasajeros, el cual destaca por ser muy completo:

  • Permite escoger entre 300 canales de TV Satelital, así como muchísima música (Top Chart UK) y lo mejor del cine mundial. También tiene juegos. Todo con sonido estéreo mediante auriculares cuadrados, para salir de los típicos redondos y con sonido monofónico.
  • Se pueden hacer llamadas telefónicas con el mismo aparato que sirve para controlar la totalidad de funciones del sistema ICE. Para pagar sólo hay que deslizar la tarjeta de crédito. Ah, también se pueden enviar e-mail y comunicarse entre los pasajeros en vuelo.
  • Entrega la opción de visualizar el exterior del avión mediante dos cámaras. Una apunta al suelo y la otra al frente del avión, es decir, se puede ver la pista de aterrizaje y, también, tener el mismo punto de vista de la cabina. Siéntete como el piloto de la aeronave

Si bien los aparatos móviles, idealmente deben ir durante el viaje en modo avión, puedes recargar las baterías y no verte aproblemado al llegar a tu destino (toma corriente y USB).

Otro detalle que marca la diferencia es la atmósfera interior. El sistema de iluminación hace que el cielo del avión se ilumine como si estuviéramos bajo las estrellas, gracias al uso de pequeños puntos LED.

Al reclinarte, descubrirás que tienes un buen espacio para estirar tu cuerpo de la cabeza a los pies. No te sentirás aprisionado, cuando bajas la bandeja para comer, como ocurre en la mayoría de las clases turista/económica de las aerolíneas que sueles utilizar.

Emirates 10

Un último detalle que llama la atención, por lo novedoso, es un set compuesto de tres stickers que se usan a modo de los letreros que cuelgan en las puerta de la habitación de un hotel:

  • No molestar
  • Despertarme para las comidas
  • Despertarme para el Duty Free

Emirates 7

En resumen, volar en los aviones de Emirates Airlines es una gran experiencia. Al llegar al terminar 3 del aeropuerto de Dubái, uno agradece la amabilidad y la comodidad, un preámbulo a la hospitalidad que se vive en la ciudad.