Miami Beach es una joya. Quizás, el único destino imperdible para quienes llegan al estado de Florida, en el sur de Estados Unidos. Y es que la ciudad tiene todo lo necesario para arrancar de la rutina, dejar la corbata y los calcetines en la casa y abandonarse a la suerte. Dejarse ir a la deriva en manos del sol, la arena y, por supuesto, la siempre refrescante lluvia que aparece casi sin aviso y se va tal como llegó.

Sin embargo, lo mejor de esta ciudad no es la playa con sus chicas en topless y el siempre bienvenido voleibol en la arena. No son los sistemas públicos de bicicletas que permiten a los turistas pasear a su ritmo. No son las enormes muestras de diversidad que la tienen con banderas multicolores flameando con orgullo.

Como si fuera una mamushka o las capas de una cebolla, lo mejor Miami Beach es South Beach y, a su vez, lo más grande del sector sur de la ciudad es el incomparable distrito Art Deco.

Carrete, alternativas culinarias, arte, cine y muerte se reúnen en la avenida Ocean Drive, la columna vertebral de un sector que destaca por su belleza arquitectónica vinculada al movimiento de diseño nacido en 1920. Es una Torre de Babel horizontal donde escuchas diferentes idiomas, es el lugar para quebrarse con los músculos adquiridos en el gimnasio, la avenida para pasear al perro, el sector donde los mendigos obtienen lo necesario para vivir un día más. Es la avenida donde Tony Montana escapa de una muerte segura en “Scarface” y es el lugar donde dio sus últimos pasos Gianni Versace antes de morir baleado en las escalinatas de su casa en manos de Andrew Cunanan.

Hoy, traemos lo mejor de este hermoso sector de Miami Beach para que lo disfrutes en esta galería de fotos.