Hubo un tiempo en que el miedo al terrorismo no existía y que el mayor temor de los países era que una nación vecina te invadiera. Algo especialmente dramático si eres una isla y tu frontera es todo un mar que te baña por todas partes, todos lugares de entrada para un desembarco de aquellos que vemos en las películas.

Inglaterra se tomó muy en serio la amenaza francesa en ese sentido y construyó una serie de fuertes acuáticos en el estrecho de Solent, al sur de la isla de Gran Bretaña, para defender la soberanía como fuera. El tema es que esas tremendas construcciones se transformaron luego en lugares abandonados, cuando los súbditos de la reina se dieron cuenta de que no había una amenaza real (al menos por ahora).

No-Mans-Header

Otros discípulos de Isabel, específicamente los empresarios de AmaZing Venues se dieron cuenta de que esas tremendas construcciones podían servir ya no para la guerra, sino para la intensa paz que da el descanso en un lugar lujoso. Y en esta primavera 2015 del hemisferio norte inauguraron el segundo de sus hoteles en medio del mar: el No Man’s Fort.

lounge-1024x584

Al igual que su hermano mayor (de edad solamente), el Spitbank Fort nacido en el 2012, se trata de un resort de lujo de ensueño, digno de un merecido descanso reparador o de tu fantasía más loca. Pero a diferencia del primero, el No Man’s Fort es tres veces más grande: 75.000 mts2 de pura diversión.

Tiene hermosas terrazas abiertas para observar el mar en plenitud, un área de mini golf, una tina con agua caliente a la intemperie y 22 suites.

Además cuenta con un helipuerto ideal para cuando quieras llegar con tus amigos (soñar no cuesta nada) y llevarlos a esos entretenimientos para adultos que tanto les gustan: un cabaret y un night club, además de una arena para jugar disparándose con pistolas láser. Y, por supuesto, degustar a cerveza oficial del lugar: la No Man’s Fort beer.

beer-1024x584

El costo de las suites parte US$670 la noche y puede llegar hasta los US$1.700 si quieres pasar la noche en el penthouse que antes servía de faro a los militares británicos.

Te invitamos a soñar con esta galería de fotos: