¿Quieres olvidarte del trabajo y la vida diaria? ¿Necesitas relajarte, disfrutar la soltería o refugiarte con la mujer de tus sueños? Todos esos son motivos para armar las maletas e irte a una isla. Solitaria o con más gente. Da lo mismo. El abanico es grande y el planeta ofrece múltiples posibilidades para elegir lo que más te acomode.

Si estás indeciso, aquí un empujoncito: el sitio TripAdvisor.com, basado en la opinión de sus usuarios, elaboró una lista imperdible: las 10 mejores islas del planeta

10. Ko Tao, Tailandia

Ko Tao

Mike Gifford / flickr / cc by sa 2.0

Una joyita del sudeste asiático. Ko Tao es considerada una de las mejores islas del golfo tailandés  para practicar buceo y su popularidad ha crecido bastante en la última década, por sus precios medianamente razonables. La playa Sai Nuan es especial para el relajo, se pueden avistar tortugas y en la noche está todo servido para la fiesta. Ko Tao es especial para el rango etario 20-35 años, pero también abre los brazos a la familia.

9. Isla de Pascua (Rapa Nui), Chile

Isla de Pascua

Arian Zwegers / flickr / cc by 2.0

Los moáis, las grandes esculturas de roca dispersas en todo su territorio, son el símbolo inequívoco de la Isla de Pascua y uno de los paisajes más memorables en el planeta. Encierran misterios como los de las pirámides de Egipto, pero en un clima mucho más agradable. Rapa Nui ofrece múltiples actividades a sus visitantes, los cuales van de paseos por Ahu Tongariki, el relajo en playas como la de Anakena, aventuras submarinas y la posibilidad de compartir y conocer las costumbres de una civilización milenaria. Un dato: el primer fin de semana de febrero se realiza el festival Tapatí, un carnaval inolvidable.

8. Nosy Be, Madagascar

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

belgianchocolate / flickr / cc by 2.0

La “Gran Isla”. Eso significa su nombre en lengua local y es quizás uno de los centros turísticos más desarrollados de esta nación africana. A veces la palabra resort espanta, pero aquí da lo mismo. Nosy Be, además de playas hermosas y otras atracciones acuáticas, cuenta con la reserva natural de Lokobe, donde es posible apreciar especies como lemures y camaleones únicos en el mundo. Cómplice del plan de total relajo es el ron producido con caña de azúcar de la misma isla.

7. Aitutaki, Islas Cook

Aitutaki

Javier Losa / Flickr / CC BY 2.0

Situada en la Polinesia, Aitutaki es casi un atolón. Está rodeada por una laguna y el acceso a algunas de sus playas está determinado por los cambios de marea. Una de las top en la lista es Tapuaetai, desde donde se obtienen las mejores vistas del lugar. El snorkel y el buceo son aventuras casi obligatorias para conocer la magia de la barrera de coral que rodea a la isla, aunque con algunas recomendaciones: es necesario usar calzado especial y la idea no es tocar nada para no perturbar a la fauna ni ser dañado por especies como el pez piedra. Siguiendo instrucciones, no tienes nada de que preocuparte.

6. Naxos, Grecia

Naxos

Pug Girl / Flickr / CC BY 2.0

El mar Egeo también tiene sus perlas. Naxos es una isla griega y su procedencia implica varias cosas. Una de ellas es que es un lugar donde se respiran mitos derivados de la antigua cultura, que ahí creció Zeus, que Dionisio, protector de su pueblo y dios del vino, se enamoró de Ariadna, y un largo etcétera. Uno de sus hitos arquitectónicos, de hecho, es un portal que habría sido construido en honor a Apolo. Obviamente hay más: existen vestigios bizantinos, otomanos y playas donde se goza de un clima mediterráneo. Uno de inviernos suaves e inolvidables veranos.

5. Islas de Lewis y Harris, Escocia

Callanish

Kristi Herbert / Flickr / CC BY 2.0

No todo puede ser arena, sol y playa. Este cordón de islas al oeste de Escocia invita a otro tipo de aventuras. Si bien en Harris, que está al sur, se puede apreciar el hermoso juego de colores de la playa Luskentyre, donde destaca el color turquesa de sus aguas, en Lewis -al norte- existe la posibilidad de apreciar vestigios de civilizaciones que habitaron en la edad de hierro. Un ejemplo es el Carloway Broch. Sin embargo, si se quieren ver ruinas, están las piedras de Callanish, una muestra de megalistismo similar a Stonehenge y que data del 2.900 antes de Cristo. Ambas islas también son conocidas por la producción de tweed.

4. Isla Marco, Florida

Marco Island

David Burn / Flickr / CC BY SA 2.0

Habitada en el pasado por el pueblo Calusa, esta porción de tierra al sudoeste de Florida fue invadida por España en el siglo XVI, dándole el nombre de Isla de San Marco. Desde entonces perdió la parte santa, se transformó en una granja natural de almejas, y en los últimos 40 años se convirtió en un polo turístico con múltiples atracciones. Además de hermosas playas, donde se pueden practicar deportes acuáticos junto a delfines, se encuentra el Mackle Park, una excelente alternativa para almas outdoor.

3. Bora Bora, Polinesia Francesa

Bora Bora

Sba2 / CC BY 2.5

Este paraíso del Pacífico Sur yace en los vestigios de un volcán, está rodeada por una laguna en medio del mar -sí, suena raro-, y, como parece obvio, ofrece múltiples atracciones vinculadas con el mundo acuático. Snorkel, tours en que incluso se puede alimentar a tiburones y cómodos bungalows sobre el agua. La actividad diferente es visitar restos de cañones instalados por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Agosto y septiembre son los meses perfectos para visitar la isla, pues llueve menos. Las temperaturas nunca bajan de los 27 grados Celsius.

2. Providenciales, Islas Turcas y Caicos

Providenciales

Tim Sackton / CC BY SA 2.0

Si en tu cabeza imaginas una isla con arenas blancas y aguas color turquesa, Providenciales es quizás un ideal platónico hecho realidad. Conocida como Provo es la ciudad más poblada de Turcas y Caicos, y tiene conexión vía aérea con Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. O sea, hay turistas. Pero eso no da para amargarse. La playa Grace es una de las mejores del mundo, se puede hacer snorkel o incluso pasear en caballo por el mar, que aquí es más como una piscina. Chalk Sound es un lugar para no perderse. También puedes jugar golf o visitar vestigios de piratas que asolaban el Caribe.

1. Cayo Ambergris, Belice

Ambergris CayoAdam Reeder – CC BY SA 2.0

Es la isla más grande de Belice y una joya para quienes aman actividades como el buceo o snorkel. San Pedro es el mayor centro urbano (2 mil personas) y desde ahí se acceden a las grandes atracciones que ofrece esta tierra de apenas 40 kilómetros cuadrados. Se puede conocer su historia, vinculada a los mayas, ver reservas de cocodrilos, pero las joyas de la corona son: el segundo arrecife de coral más grande del planeta (donde se pueden ver diferentes especies marinas, entre las que destacan manta rayas y tiburones) y el imperdible Gran Agujero Azul, un atolón nombrado por Jacques Costeau como uno de los mejores lugares para bucear en todo el mundo.

Gran Agujero AzulUSGS / Dominio Público