Existen muy pocos lugares en el mundo, en los cuales uno puede abstraerse completamente y sentirse solo ante la inmensidad de lo que nos rodea.

Uno de esos puntos es la Antártica, blanca y majestuosa.

Kalle Ljung, cineasta sueco, decidió explorar el continente helado en una travesía que registró utilizando una cámara GoPro HERO3+ Black Edition y un drone DJI Phantom 2. El viaje comenzó en Ushuaia, Argentina, e incluyó pasos por Puerto Williams (Chile), el Cabo de Horno y el Paso Drake hacia las islas Melchior.

El resultado, por cierto, es conmovedor. La inmensidad de la Antártica transmite una paz que es capaz de relajarte en medio de un día muy ocupado y, al mismo tiempo, que despierta tus instintos exploradores más profundos.

Antarctica from Kalle Ljung on Vimeo.