Servir cerveza es como hacer un asado. Es cosa de que tomes la botella, empieces a servirla en un jarro shoppero, para que los iniciados empiecen a darte consejos.

Y tienen razón, servir la cerveza es una técnica que tiene mucho de ciencia y hay que entenderla para que el vaso luzca perfecto y no como si fuera una torta a la que le falta sólo la guinda arriba.

Buzzfeed hizo un aporte a la causa cervecera con este un manual en video de “Cómo servir una cerveza”, para que la próxima vez no seas el material de burlas.

Lo primero que debes entender, antes de servirla:

  • Todas las cervezas generan burbujas y, por ende, espuma. El proceso se llama nucleación.
  • Los vasos con formas irregulares o congelados aumentan la generación de burbujas, por lo cual hay que evitarlos.

El proceso para servir la cerveza, por ende, debe evitar la nucleación durante el vaciado. Así que memoriza esta técnica:

  1. Toma un vaso con una forma regular
  2. Saca una cerveza muy helada y destápala
  3. Pon el vaso en 45 grados y comienza a vaciar lentamente la cerveza dentro
  4. Según se vaya llenando el vaso, debes ir poniéndolo en posición vertical para ir aumentando suavemente la cantidad de burbujas. Un buen vaso de cerveza tiene la proporción exacta entre el preciado brebaje y su espuma.

Para aquellos inclinados a lo visual, acá te mostramos el video: