¿Whisky o whiskey? Si eres de Escocia o Canadá, whisky. Si eres de Estados Unidos o Irlanda, whiskey. Después vienen las subcategorías (Scotch, Bourbon, Tennessee, etcétera). ¿Quién hace el mejor?

Ninguno de los anteriores.

El nuevo emperador del whisky -o whiskey-, es Japón. Eso es lo que dice el “Jim Murray’s Whisky Bible 2015”, uno de los libros sacrosantos de la industria, y que acaba de coronar al Yamazaki Single Malt Sherry Cask 2013, como el mejor whisky (en Japón es sin “e”) del mundo.

Yamazaki

¿Qué lo hace tan distintivo para desgracia de los escoceses? “Es rico y frutoso”, dice la reseña. Tiene aroma de “exquisita audacia” y un final de “provocadoras especias”.

Varios especialistas coinciden en que Japón se ha convertido en un interesante polo de desarrollo en la industria de los licores, especialmente en cuanto a whisky. Yamazaki, por cierto, es líder de la escena.

Yamazaki pertenece a la destilería Suntori, fundada en 1923 por Shinjiro Torii, y es la misma empresa que aparece en la película “Perdidos en Tokio”, en la que Bill Murray debe hacer un comercial

El Yamazaki Single Malt Sherry Cask 2013 no es simple de encontrar. Solo se crearon 18 mil botellas. Su valor comercial es de 160 dólares, unos 95 mil pesos chilenos.