¡Pffff! Es imposible enojarse con George Clooney. He intentado que me caiga mal un par de veces, pero no se puede. Siempre fracaso ante su encanto.

No es necesario negarlo, el tipo es carismático, del gusto de las mujeres de todas las edades, tiene una esposa exitosa y fascinante… la lista es larga. Nació con tan buena estrella que incluso acaba de vender la compañía de tequila que fundó con un par de compinches en mil millones de dólares (un billón en nomenclatura imperial). Sí: USD 1.000.000.000.

El tequila se llama Casamigos y fue creado con sus amigos Rande Gerber y Michael Meldman. ¿Cómo comenzó todo? El propio Clooney se lo contó a Maxim en 2016:

“Comenzamos a hacer botellas para beberlas nosotros, pero a todos les gustó, así que nos dimos cuenta de que era algo que podíamos vender”.

De hecho, Casamigos comenzó a ser parte de la rotación de algunos bares en Estados Unidos e incluso tuve la oportunidad de probarlo, a recomendación de un barman. Su aroma y sabor eran… la verdad es que no me acuerdo, pero si un barman lo recomienda no es gratuito.

Como sea, el tequila ganó fuelle en el boca a boca hasta que finalmente la internacional Diageo decidió hacer el famoso cheque de mil millones de dólares por la marca. ¿No conoces Diageo? Bueno, básicamente es el imperio que rige los destinos de marcas como Johnny Walker, Guinness, Baileys, Tanqueray, Smirnoff, Moët & Chandon y Hennessy, entre otros.

Tremendo negocio. 💰💰💰💰💰