¿Por qué James Bond todavía no muere de cirrosis? Ni idea maestros, es uno de los grandes misterios del mundo moderno. Hace un tiempo les contamos la cantidad de tragos que bebe 007 en las novelas de Ian Fleming y solo de ver los números uno se emborracha.

En serio, bebe tanto que debería ser científica o estadísticamente impotente. O las dos. Pero no, ahí está, chorreando el don de la seducción.

Por cierto, de todos los tragos que existen, sabemos que su favorito es el mundialmente conocido “vodka martini, agitado, pero no revuelto”. La verdad es que nunca lo dice de manera textual, pero la realidad se viene deformando desde la cinta inaugural, “Dr. No”, en que un barman le dice:

“Un vodka martini seco, mezclado como usted dijo, señor, y sin revolver”

¿Cuál es la receta? En las películas nunca ha sido especificada con precisión, pero aquí una que contiene el “vodka oficial” de la saga:

Ingredientes:

  • 60ml de Belvedere Vodka
  • 10ml (1/3oz) de dry vermouth
  • Aceitunas verdes (sicilianas)
  • 5ml de salmuera de aceitunas verdes (sicilianas)

Preparación:

Revolver gentilmente las aceitunas en la base de la coctelera, agregar los otros ingredientes y agitar fuertemente con hielo. Colar dos veces en una copa de martini helada.

¿Alternativas? Si eres más fanático de los libros puedes ir al martinis que James Bond especifica en “Dr. No”:

“Quisiera un vodka martini seco, con una cáscara de limón. Agitado, pero no revuelto. Preferiría vodka ruso o polaco”.

O al que sugiere en “Casino Royale”

“Un martini seco, en una copa de champagne. Tres medidas de Gordon, una de vodka, media de Kina Lillet. Agítelo bien hasta que esté muy helado, luego agregue una gran y delgada cascarita de limón”

Si te interesa este último, conocido como Vesper Martini, considera los siguientes ingredientes: 60 ml. de gin, 20 ml. de vodka y 10 ml. de Lillet Blanc. Luego sigue las instrucciones de 007.