La popularidad del whiskey sube como cohete espacial. Tanto que el mercado explora nuevas formas de venderlo, pensando en no solo tener una botella guardada en el bar privado de tu casa, sino que también a través de opciones que te permitan llevarlo fácilmente a todas partes.

Es así como Slow and Low desarrolló una versión en lata de su icónico Rock and Rye.

El primer whiskey en este formato está hecho con granos de centeno, además de miel, naranja y amargo de angostura. Por cierto, cada lata contiene 100 ml., una cantidad perfects para la previa.

¿O no?

Pull the tab, release the joy. #drinkslowandlow #rockandrye #pulltab

Una foto publicada por Slow & Low Rock & Rye (@drinkslowandlow) el