Hace un tiempo, Stolichnaya, la compañía de vodka ruso, anunció la producción de una serie elit™ con destilados de altísimo nivel., preparados con las aguas más prístinas del planeta. En total serían tres finos productos para complacer el paladar de unos pocos afortunados. Comenzaron con el Himalayan Edition, siguieron el New Zealand Edition y este mes acaban de presentar al último miembro de esta santísima trinidad: el Stoli Andean Edition.

De su nombre se desprende que el agua utilizada brota limpia y cristalina de la Cordillera de Los Andes. Pero, claro, el cordón montañoso es extenso y para desarrollar un líquido especial era necesario que uno sus ingredientes también lo fuera. Y en la búsqueda de ese ideal, Stolichnaya encontró que las aguas del Lago Colico, en la Araucanía chilena, cumplían con los estándares deseados.

Sí, aguas chilenas para un vodka premium.

En el proceso de producción, el agua fue trasladada de Chile hasta la destilería Latvija Balzams, en Letonia, donde fue mezclada con los mejores granos para producir vodka, obtenidos en la ciudad de Tombov, Rusia, sin necesidad de fertilizantes o pesticidas. La filtración se realizó a -18ºC para crear 250 botellas de un ejemplar único.

Sin embargo, el agua no es el único ingrediente chileno presente en el Stolichnaya’s Andean Edition. Las raíces nacionales también están presentes en la elegante caja diseñada para contener la botella, la cual está fabricada artesanalmente con madera de cerezo negro.

El precio de venta de cada una de las botellas del Stolichnaya’s Andean Edition: 3.742 euros.