WR. Gran parte de los relojes tiene aquella sigla, la cual significa Water Resistant. Viene acompañada de una cifra y la letra M, en referencia a metros. ¿Un ejemplo? WR 50 M. Uno podría imaginar que el espléndido accesorio que adorna tu muñeca puede ser sumergido hasta a una profundidad de 50 metros. Sin embargo, si existe una escala en la que nunca debes confiar en la vida es precisamente la de resistencia al agua de tu reloj.

La marca da una idea de cómo se puede comportar el reloj, de la presión utilizada a la hora de haber sido sellado, pero no contempla la presión del agua a ciertas profundidades, la temperatura ni hasta el uso o estado del mismo reloj.

Convenciones más, convenciones menos, lo que debes saber es lo siguiente:

Si tu reloj no tiene la marca Water Resistant, trátalo con el pétalo de una rosa. Una gota que lo salpique por allá o por acá no lo va a derretir, pero la idea no es jugar a la ruleta rusa.

Hay varios relojes que tienen el WR, más metros dibujados en la cara frontal, los cuales también deben ser tratados con cierto cuidado. No se resfriarán en la lluvia, pero no es conveniente usarlos en la ducha, por ejemplo. La palabra clave es BAR o ATM (Atmósfera), que debería aparecer en la zona posterior del reloj.

Si no aparece, tranquilo vaquero. Si está presente, esta es la escala o guía de uso para tu reloj:

  • WR 30 M, 3 BAR / 3 ATM: No, no significa que puedes meterte a una profundidad de hasta 30 metros con este reloj. De hecho sobrevivirá sin problemas a una salpicada o al inoportuno que dio vuelta un vaso de agua sobre ti. Nada más. Nada de piscina, por los cambios de presión del agua en cada braceo, ni nada de ducha, por la presión que puede ejercer el chorro de agua.
  • WR 50 M, 5 BAR / 5 ATM: Tampoco está hecho para bucear, pero se comporta mejor con los líquidos de la rutina diaria. Puedes bañarte con él, ir a la piscina (no en exceso), ir de rafting e incluso pescar pirigüines en un río, sumergiéndolo a escasa profundidad.
  • WR 100 M, 10 BAR / 10 ATM: El abanico se amplía. A la ducha, la piscina, el río, se agrega la posibilidad de hacer snorkel o surf sin ningún tipo de problema.
  • WR 200, 20 BAR / 20 ATM: ¿Te gusta el triatlón? Esta marca es ideal para deportes que requieren mayor contacto con el agua. Sin embargo, la idea es no sumergirse más de 10 metros. El buceo sigue siendo un no-no.
  • WR 300, 30 BAR / 30 ATM: En teoría puedes hacer muchas cosas con este reloj, incluso bucear y sumergirte en las profundidades, pero no tiene una certificación que lo garantice.
  • ISO 6495: Parece paradoja, pero para que sea totalmente WR, tu reloj no debe decir WR. Si tiene la palabra “Diver” o la certificación ISO 6495, tu reloj puede ser usado sin problemas en la profundidad que determina el fabricante (Ejemplo: Diver’s Watch 100 metros). Desde una ducha hasta una aventura a lo Jacques Cousteau. Además es resistente a otras inclemencias como la sal presente en el agua marina.