Podría parecer una bobada un invento como FinalStraw, pero si te pones a pensar cuantas bombillas plásticas se desechan cada día en el mundo, es probable que le des crédito a este proyecto Kickstarter.

Para avalar su invento, Emma Cohen, Miles Pepper y Jessica Girard, el trío canadiense tras FinalStraw, entregan un dato relevante. Al usar esta bombilla evitarás que 584 bombillas plásticas lleguen a los vertederos y océanos cada año.

Esta simple bombilla metálica se hizo con acero inoxidable, ideado así para durar de por vida, mientras que al ser plegable cabe en un pequeño estuche del tamaño de un llavero que forma parte del producto y fue confeccionado con plástico 100% reciclado.

Se puede reutilizarla cuantas veces quieras ya que se lava fácilmente reduciendo hasta el más mínimo residuo, esto con agua y una pequeña escobilla que también se almacena en el estuche.

Así, cada bebida que tomes la podrás disfrutar sin alterar su sabor ya que no habrá contaminación cruzada entre los líquidos que pasen por esta.

También se señala que está libre de Bisfenol (BPA) un agente que se utiliza en envases plásticos y que es perjudicial para la salud.

FinalStraw va muy bien en su recolección de fondos en Kickstarter superando con creces sus expectativas y con fecha de lanzamiento para noviembre de este año con un precio de U$D 20.

Divertido video promocional de FinalStraw: