En China trabajan a toda máquina para buscar soluciones al espeso tráfico vehicular con que lidian a diario en sus ciudades. La creatividad es su principal arma y una de sus más recientes respuestas es ART, un tren urbano de conducción autónoma que no requiere de rieles para circular.

ART tiene 31 metros de largo, distribuidos en tres vagones, y promete una capacidad de hasta 307 pasajeros. Funciona con un motor eléctrico que, según la Compañía de Ferrocarriles de China (CRCC), alcanza los 70 km/h. También puede desplazarse en distancias de 25 km con cargas de solo 10 minutos.

Sus fabricantes creen que la idea tiene futuro, debido a lo económico que sería su implementación, sobre todo al comparar los costos de otras alternativas, como la construcción de líneas de metro. Esto se debe, básicamente, a que no se deben hacer excavaciones de túneles ni instalación de líneas férreas.

En teoría, ART circulará por vías virtuales que se demarcan sobre el asfalto, formando un corredor. Si bien no se detalló cuál es la tecnología que está detrás, todo indica que se trataría de un complejo sistema de sensores.

Las pruebas piloto se realizaron en la provincia de Hunan con positivos resultados.

Ahora sólo queda ver si el concepto tiene mejor futuro que bullada propuesta anterior del autobús elevado, el cual podía trasladarse por sobre el tráfico. Dicho proyecto fue finalmente abandonado por su altísimo costo y los malos resultados obtenidos en las pruebas.

Para el final te dejamos con un video de demostración de ART.