El Audi A3 es un ícono de la marca alemana al ser un auto pensado, creado y diseñado para  competir en el segmento de los “Hatchback Premium”. Con esto quiero decir que la marca tal vez nunca pensó en este modelo como un tres volúmenes, pero hoy, lo que se presentó como el A3 Concept  en 2011, es realidad: la carrocería sedán sorprende, al menos a unos pocos que no pensamos que era más que uno de tantos prototipos de los fabricantes que surgen como un ejercicio de creatividad.

A3-sedan_Up_F

Versión Sedán S3 con los característicos espejos cromados de los Audi S (Sport).

El A3 es como el Volkswagen Golf, fue creado como un espécimen único, particular e irrepetible y podríamos agregar inmutable, pero, en el caso del Audi, esa mutación llegó.

Las explicación de la metamorfosis experimentada por el A3 se entiende como un paso más de la marca alemana por completar la gama de un mismo vehículo con todas las tipologías por las cuales apostando. Es decir, un sedán, un hatchback y SUV. Es más, aparte de este sedán ya se había sumado la versión SUV Q3 , que en su conjunto completaron la trilogía del 3.

Dejando de lado las explicaciones de lo motivos del por qué de esta creación del fabricante, centrémonos en lo que Audi hizo con esta configuración sedán del A3 y descubramos algunas diferencias más allá de los 3 volumenes.

Primero informemos que el A3 sedán recién se comenzará a comercializar en el mercado europeo a fines del verano, con una versión de entrada de unos US$ 36.000 para cerrar con US$ 46.000 la más equipada y potente en sus prestaciones.

Para los más fanáticos de la marca que gustan de la versión deportiva, aún sin confirmación de fecha, se comercializará la variante S3, pero que si se sabe montará un potente motor 2.0 TFSI de 300 caballos. Conisderando que hablamos de potencia y motores, señalar que todos serán turbo alimentados y que la gama es la misma que ya disponen los A3 y S3 Hatchback. Lo mismo sucede con el tipo de cajas de transmisión, salvo una novedad en la versión automática: un programa de funcionamiento que, en determinadas situaciones, desacopla la transmisión y hace que el coche circule en punto muerto.

A3_Sedan_Blanc_F

Audi A3 Sedán, la versión estándar de la gama.

En cuanto a las diferencias las medidas del auto varían en esta versión y, como era de suponer, aumentando el tamaño. Así, el sedán mide 4,46 metros de longitud, con un ancho 1,80 metros y un alto de 1,42 metros. Mientras que por su tipología de 3 volúmenes su maletero de 425 litros disminuye en capacidad, pero los asientos traseros son abatibles, algo poco frecuente en los vehículos sedán.

En las versiones de mayor equipamiento o deportivas se podrá optar a una comibación de llantas aro 16, 17, 18 o 19 pulgadas de diámetro. Elegir amortiguadores de dureza variable, sistema denominado Audi Magnetic Ride, lo que deja la carrocería hasta 25 cms., más cerca del asfalto… a los que nos gusta la velocidad sabemos lo que significa y favorece este efecto “suelo”.

El equipamiento disponible en opción es, en general, similar al que llevan otros Audi A3. Los faros de leds, todavía no disponibles en otros Audi A3, serán opcionales en el A3 Sedan desde el momento del lanzamiento. En las versiones «Ambition», los asientos delanteros dan mayor sujeción lateral que los de serie y también es posible elegir unos con los reposacabezas integrados en los respaldos. El interior se puede elegir en varias tonalidades (negro, gris, beis y castaño).

Solo puedo frotarme las manos, no sólo por el frío que hay en mi ciudad en invierno, sino por que pronto este por estas tierras del sur del mundo para dar un “paseíto” y sentir como se comporta el A3 en versión sedán, los tres volúmenes cambiarán la forma de conducir, indudablemente esta es la mayor diferencia que notarán entre el hatchback y el sedán.

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.