Las alianzas estratégicas en la industria automotriz son cuento viejo, pero desde hace un tiempo viene ocurriendo una colaboración bastante novedosa y que vincula a las ruedas y motores con la Alta Costura (Haute Couture). En ella, las afamadas casas de la moda aportan al diseño de automóviles con ideas, materiales y, por sobre todo, buen gusto.

Son varias las marcas que han incursionado en esta fórmula, y los resultados han sido tan exitosos y beneficiosos para ambas partes que, lo que surgió como un experimento, hoy se ha instalado como una práctica habitual que da valor agregado, particularmente, a los vehículos de lujo. Y es, obviamente, un ejercicio para satisfacer los gustos cada vez más exigentes de excéntricos y millonarios que no se conforman con tener el mismo auto que el resto de los mortales.

Para muestra haremos un listado con algunas experiencias de esta colaboración, comenzando por el Bugatti Veyron, que hasta hace poco era el más caro y veloz del mundo. Superado en lo primero por la Ferrari FXX y en lo segundo por el SSC Ultimate Aero TT. (Lo anecdótico, cual caso de dóping, fue que el Bugatti triunfó en las pruebas, pero luego las investigaciones le arrebataron el título y le fue concedido a su competidor, el Ultimate Aero. ¿La razón?, el Veyron no llevaba activado el limitador electrónico de velocidad y su contrincante sí).

Bugatti / Hermês

El Bugatti Veyron fue desarrollado bajo la premisa de ser el vehículo deportivo de mayor lujo a nivel mundial. Si a esto le sumamos que la firma Hermês intervino en una versión especial, el concepto llega a su máxima expresión. La carrocería es un exquisito ejercicio de diseño, pero en su habitáculo dominado por el cuero y el aluminio reside la exclusividad y elegancia. Todo firmado por la casa de moda francesa. El Veyron es un exponente sin parangón del súper lujo. Y ni hablar de su fuerza interior: tiene un corazón que irriga nada menos que 1.200 hp de potencia, el cual le permite alcanzar los 420 km/hr. Adquirirlo significa desembolsar la modesta suma de  2,3 millones de dólares.

Lamborghini / Versace

La firma que alguna vez estuvo bajo el mando de Lido Anthony “Lee” Iacocca, uno de los hombres más poderosos de la industria automotriz, antes de que esta fuera absorbida por Chrysler, también realizó una alianza que dio por resultado una versión especial del  Lamborghini Murciélago. presentado en el Paris Motor Show del año 2006. El modelito denominado LP640 Versace hizo gala de un interior de refinadas y elegantes terminaciones, solo como las firmas italianas de la alta costura lo saben hacer. Tal fue la exclusividad de esta versión especial que sólo 20 personas en el mundo se pueden ufanar de ser sus primeros dueños.

Maserati / Ermenegildo Zegna

Recientemente dos grandes de Italia firmaron un acuerdo de colaboración por tres años, nos referimos a Maserati y Ermenegildo Zegna. El motivo, celebrar el centenario del fabricante de automóviles con el lanzamiento de una edición especial y aún más elegante y refinada del  Quattroporte 2014, el coupé de cuatro puertas de la marca del tridente y del cual sólo se comercializarán 100 unidades.

Esta alianza no sólo se limitará al Quattroporte, sino que en los años siguientes se ampliará a la gama completa de los modelos Maserati e incluirá un programa de personalización a medida de los vehículos y que permitirá a sus futuros propietarios escoger sobre una interesante gama de materiales y revestimientos. La idea es poseer un auto único.

Fiat / Gucci

Otro fabricante que se suma a esta tendencia de mezclar autos y moda es Fiat. Para hacerla efectiva seleccionó al emblemático modelo Cinquecento (Fiat 500) y a la también italiana Gucci, que tuvo la labor de lograr un diseño singular, deportivo, pero a la vez elegante y sofisticado. Es así como las versiones carrozado y descapotable experimentaron el cambio con detalles en la carrocería, pero principalmente en su interior. Cuero negro, colores de la bandera italiana y otras sutilezas imprimieron un sello muy particular y a la vez algo chovinista. Tal vez se quiso resaltar el carácter y origen 100% italiano de este modelo, creado por dos gigantes de la industria del diseño de ese país.

Citröen / Lacoste

En la gama de concepto o prototipo, las marcas francesas Citröen y Lacoste se unieron para crear un auto para ser presentado en el Salón Mundial del Automóvil de París en 2010. La idea fue exhibir un modelo rupturista que provocará la atención del público. El objetivo se logró: el conceptual captó la atención de la gente. En resumen, un auto innovador, pero que es más un ejercicio creativo y que no será comercializado, al menos en un futuro cercano.

 

Fiole / Chanel

Podríamos decir que Fiole es un auto de fantasía, ya que sólo es el producto de la mente creativa de la diseñadora coreana Jinyoung Jo. Esta elaboró imágenes tridimensionales de su conceptual como si fuera un modelo real diseñado en conjunto con Chanel. El resultado de este trabajo es un automóvil futurista y con claros guiños al estilo y diseño que caracterizan a una de las firmas de la moda con mayor tradición de Europa.

Mini / Roberto Cavalli

Todos los años Mini da su apoyo incondicional a Life Ball, una enorme celebración en forma de gala-concierto-fiesta para recaudar fondos para la investigación de la cura del sida, en Viena (Austria). El apoyo de Mini se materializa en la creación de ediciones únicas de algunos de sus modelos, siempre en colaboración de una firma de moda o un diseñador de renombre. En esta ocasión el elegido fue Roberto Cavalli, quien estuvo a cargo de la transformación del modelo Mini Paceman. Así surgió una versión del Mini Cooper S Paceman con el sello de Cavalli, el cual se nota en su carrocería y en el interior del vehículo. Sobre todo, en el uso del dorado tan característico en los diseños del modisto italiano.

 

Otras experiencias de trabajo conjunto entre marcas de autos y diseñadores de alta costura se plasman en la colaboración de la firma Hermês para el gigante coreano Hyundai con una versión ultra limitada (solo tres unidades) de su modelo Equus. Mientras que  Giorgio Armani hizo lo suyo en la creación de exclusivos diseños para Mercedes Benz.

 

Hyundai Equus / Hermês

 

Mercedes Benz Cabriolet / Giorgio Armani

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.