Sin desconocer los méritos de la ingeniería, es el diseño industrial lo que hace maravillarnos con los productos que consumimos a diario. Las cosas “entran por la vista” y lo que primero se aprecia, entonces, es cómo se ve algo y luego viene el impacto en nuestro cerebro. Da lo mismo la edad, el género, la raza o condición social. Un buen diseño logrará el primer acercamiento antes que la ingeniería y/o la tecnología aplicada a un objeto de consumo.

Para mí los “fierros” son muy importantes y no puedo desconocer que soy mortal. Como tal, el diseño influye de la misma manera que al resto de las personas. Sin embargo, al momento de elegir siempre deberán estar presentes en los argumentos de venta las prestaciones, performance y equipamiento de un vehículo.

MBF700_F

Mercedes Benz F700, la silueta de un nuevo Maybach.

Mi intención, eso sí, es hablar de los prototipos. Autos conceptuales que, indistintamente de que lleguen a la cadena  de producción en serie, con el sólo hecho de verlos se genera una sensación de gozo. Una maqueta que permite imaginarnos su carrocería y el estilo impreso por el diseñado, ya sea un deportivo, un auto familiar, un coupé o un descapotable.

Un gran ejemplo de esto es el Mercedes Benz F700. Es probable que nunca llegue a las vitrinas, pero eso no impide soñar y creer que finalmente sí lo hará. Más de alguien cuestionará mi predicción, pero enumero aquí cinco razones. No coincidiremos en todas, pero si lo hacemos en tres, dormiré tranquilo y en paz con mis lectores.

MBF700tras_F

La saga claramente tiene similitudes con el extinto Maybach.

  • Prototipos que llegan a producción.
  • Sitial en el segmento de súper lujo (Maybach).
  • Historia y tradición de la marca.
  • Símbolo de estatus.
  • Innovación en la industria.

Sólo para reafirmar la hipótesis que “manejo” es indiscutible que Karl Benz fabricó y patento el primer automóvil de la historia, un coche con motor de combustión interna (historia y tradición). También es cierto que los automóviles de la marca son mundialmente reconocidos por simbolizar el lujo y dar estatus a quienes los poseen. Que es una marca de lujo…y así, los argumentos sobran.

Ahora demos una breve revisión al auto en cuestión.

Su diseño y grandes dimensiones dan para decir que será la nueva apuesta en el segmento de los coches de súper lujo, del cual salió al eliminar de su catálogo el Maybach, y que BMW (un viejo conocido y competidor) le arrebató con la adquisición de Rolls Royce y su emblemático Phantom.

MBF700doors_F

Original y cómoda apertura de puertas.

Las similitudes de este prototipo con los coches de la Gama Maybach es evidente: el diseño de la carrocería, los detalles del interior, los tapices, etc. Todo esto lo digo con argumentos puesto que tuve el privilegio de ver un Maybach a pocos centímetros de distancia en el Salón del Automóvil de Leipzig.

Otras innovaciones de este conceptual es la configuración de los asientos y la posibilidad de cambiar el sentido y orientación de los mismos, o la apertura de las puertas en sentido opuesto a lo habitual (puerta trasera derecha).

Estos atributos apuntan a brindar habitabilidad que confiere un confort superlativo, ya desde el momento de acceder al interior del vehículo. Lo novedoso de un auto de grandes dimensiones y peso como es el F700 es que monte un pequeño motor de 1.8 litros que entregue 238 hp de potencia y que, adicionalmente, pueda disponer de 20 hp más. Esto es gracias al apoyo de motores eléctricos. O sea, también un auto hibrido.

MBF700seat_F

Interior de súper lujo y que posibilita configurar el habitáculo.

Podría seguir entregando más y más detalles, pero creo en el hipertexto y hay suficientes para que ustedes mismos terminen la tarea y, a la vez, comprueben por sí mismos el por qué de mi elección.

En resumen, y revisada toda la información que obtuve sobre el F700, no me queda duda de que mi hipótesis va por el buen camino respecto de que este prototipo será el futuro Maybach de la marca alemana. Tal vez no será el mismo (este conceptual es de 2007), pero si muy similar. No me queda más que cruzar los dedos para que este “modelito” no se congele “ad perpétuam” en el papel o en la pantalla del computador. O en ambos, ya que el croquis aún aguanta estoicamente y los diseñadores todavía comienzan el proceso creativo con el dibujo a mano alzada. Basta ver a Foose en Overhaulin.