¿Qué tiene de especial este auto? Es un Ferrari 375 MM de 1954. A diferencia de muchos de sus primos-hermanos de Maranello no es de color rojo. Sin embargo, esa no es la respuesta. Lo que hace especial a este Scaglietti Coupé es haber sido elegido como el auto más elegante en el tradicional Concours d’Elegance de Pebble Beach, Estados Unidos.

Es primera vez que un auto fabricado con posterioridad a la Segunda Guerra Mundial gana el festival y también es primera vez que un Ferrari se queda con los honores.

Hoy, el vehículo pertenece a Jon Shirley, ex presidente de Microsoft, pero es su pasado el que guarda sus mejores historias.

El vehículo de 330 hp y 12V fue fabricado como un convertible y especialmente para el director de cine Roberto Rossellini (Roma, Ciudad Abierta). Después de un choque con un árbol, sin embargo, el propio Rossellini decidió enviarlo a los talleres de Scaglietti, donde fue transformado en un coupé.

Con el paso de las décadas, la pista de este Ferrari se perdió. Esto hasta 1995, cuando Shirley lo encontró desarmado en un taller de París. Luego lo mandó a restaurar y 20 años su inversión le da frutos que quizás nunca imaginó.